viernes, septiembre 08, 2006

APRENDER DE LOS ERRORES.....





Muchas veces, solo a través de nuestros errores, tenemos la oportunidad de reflexionar y aprender algo nuevo. Solo después, de revisar las consecuencias de una acción que acabamos de realizar, es cuando podemos reconocer el error que hemos cometimos. Es esta la razón por la cual nos resulta tan difícil prevenir algunos errores, porque solo podemos reconocerlos, una vez que los hemos cometido.

Desarrollar la capacidad de reconocer y aceptar nuestras equivocaciones, amplia nuestra visión de la realidad, nos impulsa a asumir nuestra responsabilidad y nos enseña además, a reconocer la presencia de otros a los que afectamos con las consecuencias de nuestras equivocaciones.

Cuantas veces hemos escuchado decir que: “Cometer errores es de humanos’’, pero lo más importante, es que los reconozcamos a tiempo y asumamos el compromiso de corregirlos. Algunos padres por ejemplo temen reconocer un error frente a sus hijos por miedo a perder su autoridad o el respeto por parte de ellos, cuando en realidad hacerlo, seria una señal de madurez, humildad y amor.

No es sencillo aceptar nuestras equivocaciones. A veces, nos da pena que otros descubran que hemos cometido un error. Otras, quedamos paralizados por el miedo de volvernos a equivocar, o también puede suceder que en vez de asumir nuestra responsabilidad y reparar nuestros errores, busquemos culpar a alguien. En realidad, saber que tenemos derecho a equivocarnos y estar dispuestos a aprender de nuestras equivocaciones, nos da la libertad de ser auténticos, tomar decisiones mas acertadas y el permiso para realizar actividades nuevas con mas seguridad y confianza.




5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estaba buena , gracias

Anónimo dijo...

Esta buena el video clip, gracias

Andrenichi21 dijo...

Buen espacio, visitame tambien http://andrenichi21.blogspot.com
te vi en el YR.sALUDOS
ANDRENICHI21

Albrialer dijo...

Hola Florcita:
En efecto, es de humanos errar, el tema es que los muy y demasiado humanos aun reconociendo algunos errores los cometemos nueva y repetidamente... dos y tres veces la misma piedra nos golpea...
Todo un tema, el reconocimiento y la responsabilidad con nosotros mismos y hacia los demás implicados en esos errores es lo que nos deben importar a la hora de no cometerlos de nuevo.
Distinto cuando uno está aprendiendo y repetimos el error hasta que el entrenamiento y ejercicio de la acción nos da la experiencia y luego... ya nos equivocamos... siempre y cuando no se trate de paracaidismo claro jajajaja.
He ahí el ejemplo, donde la palnificación y el ejercicio en forma de simulacro es importante para que el error no sea el último.
A veces nos animamos sin estar seguros, y ser osado, no es responsable siempre.
La evaluación de riesgos siempre es buena antes de la acción para vislumbrar las complicaciones y a quién involucramos si algo sale mal.
Desde conducir sin lisencia, solo por un tema de responsabilidad civil, hasta el asegurarme de subir a la escalera antes de alcanzar algo elevado, sin que haya algo donde pegar si caigo.
En cuanto a las equivocaciones verbales es similar, a veces lastimamos con la palabra, desconfianza o juzgamos mal.
Todo eso tiene solución, el análisis y decir: disculpa, me equivoqué... y que bien se siente luego uno de esto, una tensión menos para guardar.
Si esto no nos sucede... ups, no estamos teniendo consciencia y nada nos importa.
Nada más grande en un jefe, en un Maestro, en un padre, en un superior que el reconocimiento del error, es el aprendizaje primordial para el alumno, el hijo el subordinado, quién en definitiva enseña a enseñar mas que los libros.
Humildad, comunicación, memoria, ejercicio, si somos íntegros, esto no nos costará nada.
Besos Florcita.

Anónimo dijo...

Cometer errores es a veces la manera de madurar. Lo fácil es dejarse llevar, lo dificil, pensar por uno mismo. Saludos y felices fiestas o etapa de reflexión.