miércoles, noviembre 21, 2012


Estallar de la risa una tarde cualquiera con esta imagen elocuente

no tiene precio...

No hay comentarios.: