lunes, diciembre 14, 2009

Rojo sobre Negro




A veces la vida me es azul cielo....

Otras veces me es blanca...

y otras como hoy, como esta cálida noche, esta teñida de un negro inmenso y sobre el se derrama un rojo abrazador....e indiscreto...


" Me encantan tus gustos, los sabes llevar"...hermosa frase en esta noche inmensa ...que me halaga

imagino esos gustos como si fuesen pendientes, collar discreto, cartera o perfume sutil...es que una dama siempre sabe llevar todo eso...dentro y fuera de ella..., en el alma guarda sus alas, y a veces se las corta para no entorpecer el caminar de los que estan a un lado....

Noche de negro y Rojo..., humo...
incienso...y musica victoriana...

Negra noche teñida de rojo indiscreto.


3 comentarios:

Carlos dijo...

Me gusta sentarme en un rincón, lejos de la luz y observarte en silencio sin perturbarte, aunque la mecánica cuántica afirma que no es posible observar nada sin perturbarlo, que no podemos saber cómo se comporta un fenómeno cuando no lo estamos viendo. De todos modos hago lo que puedo y aguanto la respiración...

TQM Florecita.

Carlos

Al dijo...

Ese Cocktail de aromas, sabores, matices y colores... hace suspirar a un Hombre.
Te queda el Azul Francia, el Rojo, el Blanco, te veo bien de Verde... sencilla, Eres como te sientes, te expresas como Eres, y eso combina a su tiempo... con casi todo... con casi todos.
Ves el sentido de lo vácuo, ves la mitad llena, comprendes la propia desnudez para comprender al mendigo.
Solo trata de comprender... no es necesario cortar tus alas para para no entorpecer el caminar de otros... tu sabes capacitar, que lo mejor es mostrar el camino y guiar, no necesariamente facilitar los resultados.
La indiscreción de un rojo en tiempo y forma, muestra en todo caso originalidad, osadía, seguridad, sugerencia, carácter, determinación, atrae la mirada al tiempo que si tu mentón no baja y la mirada no desafía, frena la intención arrebatada y de acercamiento brusco... Impone Respeto.

Carlos dijo...

"Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.
.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.
.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto."