viernes, abril 05, 2013

El pene es un "bastón"curativo, que impulsa y expulsa energía de un alto nivel de movimiento...con él, el hombre puede curar, sanar, explorar, aperturar, expandir, iluminar el cuerpo y la psíque femenina...la vagina, es un portal multidimensional que reúne un sinfín de partículas energéticas que al activarse, pueden sanar, explotar, activar, profundizar, complementar, construir, elevar y aumentar los niveles de conciencia espiritual...

Esta unión es explosividad pura...pero lógico, para lograr la sanación por medio de la sexualidad, ambas personas deben tener un trabajo espiritual importante, además de sumar un desarrollo amplio de la conciencia necesaria para mover la energía hacia donde se quiera, bien sea para el goce específico, o simplemente hacia la elevación espiritual por medio del placer. Hay infinidades de experiencias posibles,pues el orgasmo , y la sexualidad son eternas, no es cerrada, ni exclusiva, no es determinista como la religión ni autoritaria como la política ni es ficción como la ideología...

Mientras ese cambio ocurre, el hombre utilizará su pene claro para el placer, pero esto es solo aparente, pues en el fondo hay miedo, derrota, maldad, envidia, inferioridad, machismo, autoritarismo, control...y en el caso de la mujer, utilizará su vagina para depender, intercambiar, comercializar, derrotarse, someterse, siendo ingenua, maltratada, ajusticiada, o simplemente haciendo un pacto injusto, como la mayoría de las relaciones matrimoniales que accede a tener...

EDWIN DE ALMEIDA



1 comentario:

Esclava del Placer dijo...

me encanto todo lo que escribiste... Quisiera que conocieras mi blog... sos una gran inspiracion para mi. saludos...