jueves, octubre 21, 2010

En torno al Fuego...


"Los primeros años de mi vida los pasé junto al fuego de la cocina de mi madre y de mi abuela, viendo cómo estas sabias mujeres, al entrar en el recinto sagrado de la cocina, se convertían en sacerdotisas, en grandes alquimistas que jugaban con el agua, el aire, el fuego, la tierra, los cuatro elementos que conforman la razón de ser del universo. Lo más sorprendente es que lo hacían de la manera más humilde como si no estuvieran haciendo nada, como si no estuvieran transformando el mundo a través del poder purificador del fuego, como si no supieran que los alimentos que ellas preparaban y que nosotros comíamos permanecían dentro de nuestros cuerpos por muchas horas, alterando químicamente nuestro organismo, nutriéndonos el alma, el espíritu, dándonos identidad, lengua, patria."

En torno al Fuego

Laura Esquivel

2 comentarios:

Carlos dijo...

Las mujeres. Esas sacerdotizas que permanecen a la sombra de los templos y que transforman al mundo calladamente... o a gritos.
Las mujeres son de mi admiración desde que las descubrí. Todo mi respeto para ellas... Todo mi respeto para ti, querida florecita.

Pequeña flor dijo...

:)