martes, febrero 21, 2012

Octubre 2010


Hace mucho frío, la cortina amarilla se levanta de tanto aire helado, la fiesta del carnaval se oye a lo lejos con música del trópico , y yo oyendo la canción Between the Bars, recordando la madrugada que me fuiste a buscar al terminal de autobuses, el celular con poca carga y yo contando los minutos en el oscuro autobús, pensando, estaré presentable a las 3:00 AM para el ? nerviosa, como si nunca en mi vida te hubiese visto, como si fuera la primera cita a ciegas de una quinceañera, y no, no tengo quince, tengo mucho mas de treinta,......

Diciéndote la ruta, para que pudieses calcular la llegada, que de años hacia que nadie me iba a esperar al llegar de un viaje ( y mira que es bien triste llegar y que nadie te espere),.....el autobús se detenía y yo por la ventana iba mirando y estabas tu con tu chemisse blanca , de pie en medio de la sala llena de sillas vacías, recuerdo haberte visto a través del vidrio traslucido por el helado aire acondicionado, esa imagen no se me olvidara jamas....

Llego el momento de bajar y pase directo a retirar el equipaje, acto seguido todo paso como un sueño, quizá los nervios no me dejan recordar ese espacio....., estaba en pleno disfrute del instante, plenitud, sin embargo si recuerdo muy bien tu aroma, eso si impregnaba el carro, no recuerdo que dije( seguramente no mucho, porque cuando estoy tan feliz me quedo muda) , ni que me dijiste, ni si me despediste con un beso (Supongo que si) y para mi tristeza, en la mejilla,...solo recuerdo haberme bajado feliz de haberte visto ahí, de pie con tu chemisse blanca, esperándome a mi a las 3:00 AM.


Ese trayecto del terminal de autobuses y mi casa, fue eterno y fugaz a la vez, creo que por primera vez desee haber vivido unos 20 Klm mas allá.......


Octubre 2010, 3:00 AM y tu aroma, tu sonrisa y tu chemisse blanca esperándome en el terminal de autobuses.

Esta noche no puedo evitar recordar y dejarlo plasmado aquí, como esas tantas historias mías que me sirven como un buen trago sin licor para apaciguar el frió de esta noche, donde la música rara, el Carnaval y tu recuerdo no me dejan en paz.

No hay comentarios.: