lunes, agosto 27, 2012

Receta para hacer el ridículo

Mande un mensaje, de esos que ni se piensan mucho, una tarde cualquiera. ( Si es haciendo una pregunta, Mejor)

Espere de vuelta una respuesta que no llega, agréguele varios minutos de espera,...tenga paciencia que al cabo de unos diez o quince minutos, comenzara a sentirse ridículo o ridícula ( de ser mujer) de hecho, si quien elabora la receta es mujer, la intensidad sera mayor.
Cocine a fuego lento la certeza de que no responderá.....y listo!

Asuma su papel,....repita de ser necesario aunque se que no le quedaran ganas de enviar SMS, sin pensar nuevamente en que hay estupideces que no se deben decir....

Buen provecho!


No hay comentarios.: