jueves, febrero 10, 2011

Palabras desde el útero


No rompas mi piel sagrada con tus juicios inertes

Acaricia mi alma con silencios sacros

Honra las madres y las hijas del mundo en mi mirada


No rasgues con palabras mi identidad sagrada


Búscame y habitame como un huesped que ha sido elegido

Sientete rey del mundo, no para lacerarme con látigos de obediencia, sino para encaminarte conmigo hacia la luminosidad del universo con firmeza.

Convierte mis besos en templos

y mis manos en tus alas

Recuerda que de mi fluye la vida y sin ti no puedo tampoco crecer

Regalame una flor no para comprarme sino para recordarme que la vida en mi vientre florece

Que soy el latir constante de la vida, que en mi pulso el amor respira y en tus manos el mundo se sostiene.

Que cada mirada tuya sea una honra y un canto

Que cada caricia sea una perla ,


Te pido por favor no rompas mi piel sagrada con tus juicios inertes


No hay comentarios.: