viernes, octubre 12, 2012

Tocar

Un hombre puede "tocarnos" con sus palabras, y hacer de nuestro ser, brote música  música el alma....sin embargo también puede desentonar porque no sabe como armonizar las notas...comienzan las brusquedades, lo caótico y las notas disparejas, que no saben a donde van, porque el mismo no sabe que melodía desea escuchar.....entonces la mujer se comporta en un instrumento vivo, emisor de cualquier cantidad de melodía absurda..................tocar, tocar a la mujer con palabras....he ahí el dilema....

Música o alaridos?....

Posiblemente en ocasiones, gemidos....

Para reflexionar...


No hay comentarios.: