viernes, marzo 01, 2013

Admirador anónimo (Tercera entrega)

Hoy supe su nombre, y pude ver su rostro ( Afortunadamente whatsapp tiene esa particularidad), la verdad no lo reconozco, no tengo idea quien es, sin embargo que hermoso saber que por sus mensajes, según me dice cada vez que me veía  le cambiaba el animo en medio de la jornada laboral, al final cerró su serie de mensajes con una frase captada inteligentemente de mi mensaje personal en whatsapp y como una estocada, la escribe con un dejo de nostalgia, porque al parecer se despedía," Las mejores decisiones se toman con la mente en frió y el corazón ardiendo", debo confesar que en medio de su ráfaga de mensajes de hoy llore, me toco la fibra emocional delgada y cuidadosamente custodiada que tengo en lo mas profundo, " "ahora que ya no estoy, solo me quedan los mensajes...." PUM! me dio un zarpaso y llore Lagrimas me brotaron repentinamente con la frase, no me pondré a analizar que ocurrió y con que me conectó, no quise rastrear el hilo conductor, pues tenia temor de saber hasta que lugar me iba a llevar, eso es como querer sacar agua del desierto, al cavar, sabemos que la arena se va poniendo fría y húmeda  y justo ahí  luego del esfuerzo sabemos que hay " agua", así son los sentimientos humanos, pero no, no estaba interesada esta noche en profundizar en mis aguas revueltas,....al final me saco una sonrisa! Y por supuesto, enaltecí y agradecí nuevamente la admiración que me tiene y comprendí lo difícil que es para el, según relata, aguantarse y callarse las ganas de hablar o vincularse con alguien en el plano laboral, y admirarme y como dice el extrañamente " quererme" desde lejos solo viéndome pasar, y al final superar contarme de el temor a mi rechazo , ademas jugarse el puesto y aun así lanzarse a escribirme, en fin. creo que ya cerré este capitulo y las entregas por ahora, como dijo el comandante una vez....

Y bueno....moraleja:  la vida me pone de manifiesto la ternura y me dice, si, sigues teniendo derecho a ella...a endulzarse, a saberse parte de una vida que por cualquier lugar inesperado te dice, el amor existe, llámese amor de cualquier tipo, como el platónico por ejemplo, como creo que es en este caso....

En fin, a mi si me pasan cosas interesantes, no me puedo quejar, cuando tenga nietos tendré mucho que contar


No hay comentarios.: